14 de septiembre, 2015 · PERSONAL · Comentar ·

No queremos gente así.

Llevo unas semanas dando forma a una nueva sección en el blog donde poder expresar de forma muy personal a modo de desahogo reflexiones, pensamientos, situaciones vividas en la profesión, y no me he decidido hasta ahora, y es para tratar un tema que me hacer hervir la sangre.

 

Hace unos dias saltó una noticia que corrió como la pólvora por todo el mundo Una reportera (Según la acepción de Google "Que elabora reportajes o informa de una noticia desde el lugar donde se produce" ) acabó siendo la protagonista al ser grabada propinando patadas y zancadillas incluso a una niña en un grupo de refugiados Sirios que huian de la policia en la zona fronteriza de Roszke. Alucinante. Como si se tratasen de un rebaño de bestias que solo atienden a golpes. Realmente vergonzoso.

 

Y más vergonzoso todavia conocer que los motivos por los que defiende su actuación fue sentirse "presa del pánico" al ver que el grupo de gente rompia el cordon policial y echaba a correr en su dirección. Desearia no haber tenido que ver esa imagen una y otra vez en televisión y en todas las RR.SS. y aún así, el mayor mal no es lo que nos enseñan, sino lo que no vemos.

 

Si nuestros actos son los que predominan antes que nuestra labor como profesionales, es que algo estamos haciendo mal.

Ver anterior | reciente

Últimas entradas